Dulce niñez





Yo no quería pero pasó...me quitó el chocolate impunemente.

Aún hoy pienso en cómo es posible que el padre de esta pequeña monstruito simpática no quiera conocerla.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Factoría