Equinoccio

                         

Se me está cayendo el pelo,el espejo nunca miente,y me cuesta mucho levantarme por la mañana ( quisiera soñar toda la vida y despertarme solo cuando vengan los malos sueños ).
Tengo miedo a asomarme y comprobar que ya no brilla el sol,que ahora es otro sol que no calienta ni quema.
Todo empieza a morir o a dormir y dentro de esta casa el techo comienza a bajar y las paredes parece que se quieran tocar,me quieren encerrar,quieren emparedarme para no morir solos.
Yo conmigo misma las veinticuatro horas de estos largos días.
Cuando llueva ya no podré escapar,no flotaré y me hundiré.Él me tragará para siempre porque no he aprendido a nadar.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Factoría