Yemayá

Tengo ira al rojo vivo fluyendo por mis venas que gritan y piden el auxilio de algún filo cortante para poder dormir eternamente.
Pero ahora confío en ti y espero comprobar tu poder y que no dejes nunca mas que se rían.
Solo quiero risas mías y risas tuyas,azules y blancas como el mar,como estas torres de Babel que hoy me están rodeando y también quieren reír.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
No te preocupes de las risas malvadas,pues todo y te digo todo se paga todo incluso un mal pensamiento hacia otra persona y quien se ríe de ti es por que es tan mezquinó y cobarde que seguramente ese sea su gran problema,el tirar la piedra y esconder la mano es tan mediocre que tiene que regocijarse de el que cree el que es más débil pero se esta equivocando el débil es el y tiene los días contados pues vendrá el lobo fuerte y lo destrozará.

Entradas populares de este blog

Factoría