Nocturna

Hoy he perdido un trozo de esperanza ciega y he conseguido un cacho de verde pretensión.
Desde aquí sentada,bajo la pantalla de calor,puedo ojear el horizonte inmediato e intuir qué puede pasar.
Llevo pocas herramientas y me siento algo aturdida por el espidifén de esta tarde aunque,por lo que llevo aprendido hasta hoy,no me hará falta mas que mi sexto sentido arácnido y lobezno.
Puede pasar un silencio paupérrimo de intenciones o puedes pasar tu,eco de mis locas ganas de empezar.
La noche me acompaña.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Factoría